.

12.10.15

razones



Empecé a escribir porque sí y lo tuve como parte de lo "natural", porque siempre hubo algo adentro mío que buscó el camino a la liberación.
Después entendí que no importa si lo escrito gusta o no a los demás, sino que siempre me tiene que gustar a mí, porque en definitiva lo escribo para mí.
Porque la necesidad de liberar esos ángeles o demonios que me habitan, supera hasta mi más profunda razón de ser.


20 comentarios:

  1. En la escritura hay etapas como jornadas en el camino del peregrino: en un principio se escribe para sí, pero cuando se publica, y el blog es un medio de hacerlo público, es porque se quiere llegar con ese sí propio a los demás. Y haces muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siguiendo la idea de Francisco, uno necesita a veces el intercambio de ideas, por eso las extiende, para dialogar con los demás también, un abrazo Laurita!

      Eliminar
    2. Francisco, coincido pero sólo en parte. Respeto tu opinión y sé con la sinceridad conque te manejás.
      lo único que agregaría es que cuando uno publica sus escritos pasan a ser de quien los lee

      un beso

      Eliminar
    3. Cris, te digo como a Francisco, comparto pero no todo lo que me decís. Igualmente es respetable tu manera de pensar

      gracias y beso

      Eliminar
  2. Todas las razones que se me ocurren para escribir para publicar pensamientos ideas poemas letras y similares tienen que ver con ser honesto con uno mismo. Sacar los fantasmas, los deseos, las ideas, hechizar impulsos y pulsiones ypoder enriquecerse a través de los comentarios y nuevas ideas de los que nos leen, es una excelente razón también!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo, a lo mejor haría una pequeña división. Me refiero a que a veces uno escribe historias totalmente ficticias y otras muy relacionadas con lo personal. Ahí hay una enorme diferencia con sacar o no los fantasmas. El resto ya no depende de uno Esteban, hay comentarios que te dejan con ganas de más y hay de los otros también...es tan relativo. Pero bueno vale también dejar que se expresen y yo no creo en eso de la moderación, ya sabés

      beso grande

      Eliminar
  3. Yo solía andar por acá hace muchos años. No sabría explicar por qué hace dos minutos me acordé, con fuerza, y quise ver si aún los blogs existían. Por suerte sí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je, y yo solía escribir mucho más que ahora.
      Pero sí, al menos yo sigo existiendo, para bien o para mal de alguno, sigo aquí

      un beso Oscar

      Eliminar
    2. Otro a vos, Laura. Seguiré pasando...

      Eliminar
  4. me siento identificada con vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es tan pero tan reconfortante leer lo que dijiste que casi me hace pensar que aún sigo un poco cuerda, ja

      gracias, beso

      Eliminar
  5. me siento identificada con vos

    ResponderEliminar
  6. Tal cual...
    Pero gusta Lau gusta!!!
    Te envío mi abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar
  7. Entonces, si le digo que me gusta, a usted no le importa...

    ResponderEliminar
  8. Entonces, si le digo que me gusta, a usted no le importa...

    ResponderEliminar
  9. parabéns pelas belas expressões do blog.

    ResponderEliminar
  10. Disculpe, querida amiga. Vieja amiga. Vengo a entrometerme después de algunos años de haber abandonado el blogger.
    Y encima la molesto por autobombo

    Resulta que CienVolando edita mi novela Cumpleaños en la isla.

    Quería decirle, avisarle.

    yo la recuerdo, a usted.
    Le mando un beso. Y un respetuoso saludo al contador, jeje

    https://www.facebook.com/GarrigaFernando

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Visite Blog

      Link=> http://nintudo.blogspot.com.br/

      Eliminar
  11. Hola! Comparto algo de este escrito... ¿puedo preguntarte de dónde sos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parabens pelo o blog! amei muito

      se puder passa no meu blog tbm, bjs

      Visite Blog

      Link=> http://nintudo.blogspot.com.br/

      Eliminar

dejame un papelito en el bolsillo con lo que pensás